13 de septiembre de 2011

Miseria y esplendor, de Robert Hass

_
Convocados conscientemente por el recuerdo, ella
estará sonriendo, los dos estarán en la cocina hablando,
antes o después de la cena. Pero están en esta otra habitación,
la ventana está hecha de vidrios diminutos, y están en un sofá
abrazándose. Él la sujeta tan fuerte
como puede, ella se entierra en su cuerpo.
Es por la mañana o quizá por la tarde, la luz
fluye a través de la habitación. Fuera,
al día lo sucede lentamente la noche,
y después el día. El proceso se tambalea
y se acelera: semanas, meses, años. La luz en la habitación
permanece inalterable, así que es obvio lo que está sucediendo.
Intentan convertirse en una sola criatura,
pero algo no consiente. Son tiernos
el uno con el otro, temerosos
de que sus breves, agudos gritos les lleven a aceptar el momento
en que volverán a separarse. Así que se restriegan contra el otro,
secas sus bocas, después húmedas, después secas.
Se sienten en el centro de una poderosa
y desconcertada voluntad. Sienten
que son un único animal casi completo,
arrojado por las olas a la orilla de un mundo—
o acurrucado contra la puerta de un jardín—
del que no pueden admitir que jamás lograrán ser admitidos.


(Robert Hass, Human Wishes, 1989)
(Traducción A. Catalán)

foto: Henri Cartier-Bresson

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muchas gracias por traer este poemazo.

Yo me plantearía, en los dos primeros versos, abandonar el futuro y utilizar alguna forma de irrealidad más marcada (condicional).

"Morning, maybe it is evening, light
is flowing through the room". Es una construcción ambigua donde caben las dos posibilidades, pero yo me inclino por que la relación sintáctica aquí sea la de un adjetivo con un sustantivo "morning light", "evening light": "la luz matinal, o quizá sea la vespertina".
Se lee un tanto forzado "pero algo no consiente", un extrañamiento que no detecto en igual medida en el original.

Quizá lo que más cuestionaría sería la parte de
"They feel
they are an almost animal", me parece que habría bastado con "se sienten casi un animal" o algo así.

Precioso cómo soluciona los tres versos finales.

Gracias por traer a Hass, hay algo muy potente, certero, desesperado pero con una fina ironía en las situaciones que plantea que me hacen disfrutar con su producción como con la de muy pocos poetas.

Andrés Catalán dijo...

Hass es un grande, está claro.
Respecto a sus comentarios:

Tiene razón en lo primero: en una primera versión opté por el condicional, pero por alguna razón que ahora no recuerdo opté por el futuro; posiblemente me sonara simplemente mejor.

No había caído en la construcción ambigua que señala, tengo que pensarlo. Probablemente esté usted acertado/a. Lo de "algo no consiente" es forzado, sí, está señalado en rojo en mi documento de word. :)

Lo del "almost animal" me suena mejor a mi manera, aunque soy consciente de que me he tomado cierta libertad de traducción.

Le agradezco mucho los comentarios: siempre hay cosas mejorables de las que a veces uno no es consciente.

Más Hass, pronto.