12 de octubre de 2013

Una canción de John Berryman (The Dream Songs, 14)



14

La vida, amigos, es aburrida. No deberíamos decirlo.
Después de todo, el cielo brilla, el inmenso mar anhela,
nosotros mismos brillamos y anhelamos,
y además mi madre me decía de niño
(repetidamente) "Solamente el confesar que te aburres
ya significa que no tienes

Iniciativa Propia". Deduzco ahora que no tengo
iniciativa propia, porque estoy profundamente aburrido.
La gente me aburre,
la literatura me aburre, especialmente la alta literatura,
Henry me aburre, con sus apuros & lamentos
tan graves como los de aquiles,

que adora a la gente y al arte valiente, lo cual me aburre.
Y las colinas sosegadas, & la ginebra, parece un rollo
y de alguna manera un perro
se ha llevado a sí mismo & a su cola considerablemente lejos
hasta las montañas o el mar o el cielo, dejando
atrás: a mí, tunante.


JOHN BERRYMAN
(Traducción, A. Catalán)
(El original, aquí)

1 comentario:

Carlos Arranz Ballano dijo...

Una maravilla, gracias por traducirlo.