7 de marzo de 2015

Tomas Venclova


Un poema del lituano Tomas Venclova o, mejor dicho, una versión de un poema de Tomas Venclova, desde la traducción inglesa de Diana Senechal. 

***

Toda la noche tiempo y sueño fueron equivalentes,
y la ciudad me estuvo disparando agujas a la cara.
Desconozco que nos deparará. Tal vez las corrientes:
destellan detrás de las ventanas, por todas partes,
reflejando la firmeza de la cadena montañosa.
La nieve de los cielos, apilándose en las farolas,
la arcadia de la hierba, las plazas vacías.
Es mejor olvidar. Todo es falso, al fin y al cabo,
solo pasajes hundidos en la escarcha.
Aquí con tus manos sientes la bóveda estrellada,
igual de porosa que una piedra. Aquí tendrías que vivir
durante siglos, y nadar dejándote llevar por la corriente
en torno a cada fecha como si se tratara de una isla.
Un espacio lleno de puntos de luz, un pesado cristal
entre los dedos del Cáucaso.
Es mejor olvidar. Todo es falso, al fin y al cabo.
Experiencias, aproximaciones, comienzos.
Ya no soy capaz de saber qué nos alcanza:
tal vez sea solo el aire, brotando de debajo de la nieve,
tras tomarse esta noche para aprenderse de memoria
nuestra elevada ciencia, plagada de imperfecciones.



(Tomas Venclova, Pašnekesys žiemą, 1991) 
(Traducción desde el inglés de Andrés Catalán) 




No hay comentarios: